Aunque creáis que esta pregunta es fácil, depende de muchos factores… y no siempre la mejor época es la que la mayoría decide. Nosotros creemos que cada época tiene sus ventajas y depende mucho de los gustos de cada pareja.

 

 

En invierno…

Celebrar una boda de invierno tiene sus particularidades, descuentos especiales, las tendencias de moda son diferentes… Las posibilidades en el estilismo son infinitas! Las estolas, los abriguitos de pelo, los zapatos…

Es una de las épocas más elegantes y románticas del año con centros de acebo e incluso nieve!

Si quieres ser diferente es cuestión de dejar fluir tu imaginación. Sin olvidar la disponibilidad de días del la mayoría de los invitados. En verano todos tenemos infinidad de eventos, pero ¿y en Noviembre? ¡Con qué ganas vamos a una boda en estas fechas!

Nosotros tenemos las claves para que tu boda de invierno triunfe; un salón acogedor y luces cálidas.

 

 

En Verano…

La época por excelencia; pero es que realmente son bodas mágicas y muy muy especiales. Los atardeceres, las buenas temperaturas… No siempre hay que fiarse del tiempo, no es nada raro que una boda de verano esté pasada por agua! Pero para eso nosotros siempre tenemos un plan b, para que siga siendo uno de los mejores días de vuestras vidas. No hay nada que el montaje adecuado no pueda solucionar.

Los colores, el sol y las vacaciones; es la estación de alegría. En esta época podemos aprovechar tanto el día como la noche y beneficiarnos de los últimos rayos del sol de los atardeceres de verano.

En estas bodas siempre son bienvenidas la limonada fresquita y la bañera llena de cervezas heladas. Si a esto le sumamos las flores coloridas de temporada, la luz, y los días más largos… una boda de 10.

 

 

En Primavera…

¡La sangre altera! Esta es sin duda la estación de las flores y hay que aprovecharla al máximo. La naturaleza debe ser una de los protagonistas de tu decoración, verde, verde y más verde.

Lo especial de celebrar vuestra boda en esta época del año es que podáis hacerla al aire libre. Las decoraciones con alpacas de paja y telas de colores, con rincones florales y rincones campestres; nos adaptamos a todo lo que necesites.

Juega con los flores y sus colores que la primavera todo lo permite!

 

 

En Otoño…

Nos encanta por sus infinitas posibilidades. Esta época estaría dentro de las de ‘fuera de temporada’ lo que os permitirá no renunciar a los extras más ocurrentes. Los jardines del Pazo se tiñen de amarillos, granates y marrones que le darán a vuestra decoración el toque diferente y original que estabais buscando. El otoño es una estación con mucha personalidad. Aprovecha los frutos de la temporada, las flores secas, velas, guirnaldas de luces cálidas…

 

 

¡Cualquier época es buena para casarte! Sólo tenéis que buscar la fecha que más os representa y contarnos todas vuestras ideas, ¡nosotros nos encargamos de todo lo demás!

 

Deja un comentario

  • (no será publicado)