“Toda pareja tiene una noche de bodas”

 Aunque ya estén viviendo juntos, aunque lleven muchos años de relación. Esa noche es realmente única.

Es inevitable que los novios o novias creen en su mente ciertas expectativas. Pero por las anécdotas que nos cuentan, parece que es imposible planear al dedillo lo que pasará esa noche en la suite. No es la primera vez que, después de una jornada  tan intensa como es una boda, los novios se queden dormidos nada más rozar la cama (incluso vestidos).

Sin duda lo importante para esa noche es tomarse su tiempo y sobre todo dejarse llevar. Después de una jornada de anécdotas, emociones, muchos besos y conversaciones es difícil saber qué es lo que os podrá apetecer para ese momento. Se pueden preparar ciertos detalles con antelación, como la lencería, esa copita de champán o una música que os guste. Pero al final os puede apetecer ver una peli, charlar sobre cómo ha ido el gran día, daros un buen baño o mirar en Instagram las fotos que han posteado vuestros amigos en la boda. Hay que disfrutar del momento, de esa primera vez que compartiréis cama como esposos y, por encima de todo, complacer lo que os pide el cuerpo.

En Pazo da Touza lo que queremos es daros el ambiente necesario para ese momento: una buena habitación, privacidad, tranquilidad y mucho confort.  El resto no está escrito, pero por lo menos que tengáis ese espacio especial, en el propio pazo, para que cuando pase vuestro día vayáis a compartir esa noche con total tranquilidad y a pocos pasos del evento. Por ello, a todos nuestros novios y novias les regalamos esta noche en la suite del hotel; para que sólo tengáis que pensar en descansar y disfrutar cada instante tras la boda.

La mañana siguiente os estará esperando un desayuno completo y fresco (cafés, tés, embutidos, bollería, diferentes tipos de pan, zumos, cereales…). Todo lo necesario para preparar el cuerpo para la luna de miel, otra materia de la que pronto os daremos varios tips.

Deja un comentario

  • (no será publicado)