Boda de Alba y Dario en Pazo da Touza

 

Desde que visitamos por primera vez el Pazo da Touza supimos que era nuestro sitio, amor a primera vista dicen. Además del marco, que es inmejorable, la confianza y cercanía que nos mostraron desde el primer momento nos hizo quitarnos las dudas de un plumazo.

Imaginábamos que todo saldría genial pero nunca imaginamos que todo sería tan perfecto, desde lo más pequeño a lo más grande, haciendo realidad nuestro propio cuento de hadas.

Nos han ayudado en todo, resolviendo dudas y ofreciendo consejos y alternativas, haciendo que en el camino hacia el gran día no tuviese cabida la palabra preocupación.

 

La boda salió perfecta, y en gran parte es gracias al trabajo que desempeña todo el equipo, cuidan cada detalle con una delicadeza admirable, en ningún momento te encontrarás desatendido, siempre hay alguien atento a todo y preocupado porque todo el mundo esté a gusto y cómodo.

 

Boda de Alba y Dario en Pazo da Touza

 

En cuanto a la comida no sabría ni por dónde empezar, los pinchos son simplemente perfectos, no sabría cual escoger porque todos están buenísimos, y así nos lo han dicho todos los invitados, y en cuanto al menú que escogimos otro tanto de lo mismo, todo riquísimo con cantidades más que suficientes, todos los invitados nos transmitieron cuánto les había gustado la comida (he de decir que todo el mundo se quedó prendado del postre, qué rico!) y cierto es que todo está exquisitamente cuidado.

Tanto Dario como yo hemos disfrutado muchísimo de nuestro día, tranquilos, relajados y viendo disfrutar a toda nuestra gente.

En definitiva un día mágico y especial gracias al cariño con el que hacen su trabajo en el Pazo, no podríamos estar más contentos. Enhorabuena a todo el equipo porque hacéis un trabajo perfecto!!

 

Alba y Dario.

Los comentarios están cerrados.